A principios de los años 1980, en plena movida madrileña, varios jóvenes se pusieron a escribir en las calles, los metros, las estaciones, etc., con sus rotuladores primero y después con aerosol.

Por 1982-1983 se extendieron los estilos de grafiti más similares al estilo del resto de Europa y de Estados Unidos: pintadas, trenes, metros y todo.Siendo de gran importancia el grupo QSC, con figuras importantes e influyentes como KOOL, JASTONE, ARDI, SNOW, CAME, SEONE, SAC... realizando multitud de pintadas en trenes y metros en Madrid.